viernes, 15 de mayo de 2009

¿Puedo saber si tu estas mintiendo?

¿Puedo saber si tu estas mintiendo?


Por Dr. Brian Lynch

En realidad no lo puedo saber y tú tampoco puedes saber si yo estoy mintiendo. Tal vez crees que lo puedes saber, pero lo siento no puedes. ¿Quién dice? Bueno lo dicen todas las personas quienes han estudiado este tipo de cosas. El Sr. Paul Ekman, por ejemplo; el es un experto mundial en la “lectura de cara.” Hay algunas cosas con las que estoy en desacuerdo con él, pero acerca de cuando alguien está mintiendo yo sí creo que el probablemente tiene la razón; o sea que casi nadie puede juzgar si alguien está diciendo la verdad o si está mintiendo.


¿Cuáles son las consecuencias de tal introspección de la interacción humana? Yo creo que con muchas.


Yo pienso que nosotros deberíamos pensar mucho acerca de las consecuencias de éste hecho. Dicho esto yo pienso que si realmente aceptamos el hecho de que no podemos saber si alguien está mintiendo esto puede ser muy liberador ya que nos libera en muchas situaciones para dejar las consecuencias de la mentira únicamente para la persona que está mintiendo.


Por ejemplo, como médico yo se que los pacientes me mienten todo el tiempo. Hace mucho cuando yo acepté que yo realmente tenía pocas esperanzas de poder distinguir a los que me dicen la verdad de los que me mienten mi trabajo se volvió mucho más fácil. Yo ya no tenía que “pelear” tanto. Mi trabajo consiste en hacer lo mejor que yo puedo si alguien está mintiendo; ellos tienen que cargar con eso. Pero eso no quiere decir que dejo que se burlen de mi.


Esto me ha ayudado en mi vida privada en que “yo acepto” mi papel dentro de “la jugada” sabiendo que lo más probable es que la mentira probablemente saldrá a flote tarde o temprano y que el “daño” será expuesto y el hecho de que yo no forcé ningún punto a la hora de la mentira; y esto hace mucho más claro quién en realidad fue deshonesto.


Existe un programa de televisión en el cual el médico protagonista revive la afirmación de que “todos los pacientes mienten.” Bueno, todos lo hacemos y su enfoque es en cierta medida útil. Tal vez no podrás saber si alguien está mintiendo pero en éste negocio es casi seguro apostar que por lo menos las personas no están revelando todo. ¿Por qué? Casi universalmente debido a la vergüenza o por estar apenados(as) por algo.


Finalmente, ¿podemos aprender a saber si alguien está mintiendo? Yo debo completar mi comentario acerca del Dr. Ekman. La respuesta es un sí calificado. A través del trabajo del Dr. Ekman, y de muchos otros, sabemos mucho acerca de mentir. Podemos ser buenos para detectar si alguien está mintiendo, pero esa detección no debe ser practicada por novatos.

jueves, 30 de abril de 2009

¿Esas chicas porqué hacen eso?

¿Esas chicas porqué hacen eso?


Por Dr. Brian Lynch



Esto fue provocado por algo que vi en la televisión, era una historia común y corriente. Durante un programa había una mamá, de mediana edad, soltera, sobrada de peso y preocupada por su hija de 13 años. La hija se vestía algo provocativa y se veía más grande de lo que era.



La discusión era acerca de la relación de la chica con un hombre mucho mayor que ella a través del Internet. La mamá estaba frenética pensando que la hija iba por el mismo camino que ella había seguido.



Me hubiera gustado haber grabado esta entrevista aunque no era nada fuera de lo común. Ciertamente que los asuntos eran los más comunes. ¿Cuales asuntos? Hay varios: 1) la idea de alguien de esta edad teniendo una relación de cualquier tipo y mucho menos con alguien mucho mayor, 2) el asunto de la privacidad y 3) su sexualidad.



Esto no se trata del sexo, no, no es acerca del sexo: al menos no primariamente. No, todos los participantes son naves que pasan durante la noche. Un montón de “no hagas eso.” “No te vistes así.” “No, hagas lo que yo hice.” “No, hables con esas personas vía Internet.” Y “no tengas relaciones sexuales.”



Si uno escucha a la joven mujer verá que tiene poco que ver con el sexo. Tiene que ver con el hecho de que alguien tiene interés en ella. Ella se siente reconocida. Ella siente que es alguien.



Lo triste del hecho es que ella también es una nave que rebasa a este hombre durante la noche lo cual lo hace aun más trágico. Lo único que ella sabe es que ella se siente bien debido al interés de éste hombre. El interés nos hace sentir maravillosamente.



Lo único que queremos es que alguien tenga interés en nosotros.



Ella ama a su mamá y su mamá la ama a ella, pero el hecho de decirle a alguien que no haga algo, no importa el interés que hay en el o ella, envía un mensaje de falta de interés. ¿Porqué? porque mi interés no es su interés.



Antes que nada sabemos que la mente es un “positivo” recíproco. La mente quiere ir con la corriente; quiere aceptar la información como una realidad, como verídico. Decirle a alguien “no hagas eso” hace que la mente trabaje mucho. Es el antiguo problema del “elefante rosa” Yo te digo que no pienses en un elefante rosa y la mente tiene que trabajar lo doble. Tiene que pensar en el elefante rosa y luego tiene que pensar en no pensar el él.



Sin embargo, si yo le pregunto cuales son sus metas y a donde quiere llegar, yo tal vez podría llegar mucho más lejos. Tal vez pudiera haber una conversación en la cual yo le pudiera aconsejar y compartir ideas en lugar de regañar.



Pero vamos a regresar al sexo. Nosotros confundemos la sexualidad con nuestros sentimientos. El sexo es un impulso. Un impulso acerca del cual necesitamos aprender a través de nuestros sentimientos referente a él. Suponemos que estas jovencitas saben lo que están haciendo ya que “juegan el papel.” Muchas si lo hacen. Muchas son bastante sofisticadas, pero para saber uno tiene que hablar con ellas de verdad y respetarlas. La mayoría apenas si tienen una idea. Ellas son sus cuerpos, entre otras cosas. Pero si yo puedo atraer el interés de otros casi “sin esfuerzo”, ¡que poder tengo!



Claro que la vida esta regada con la estela del divorcio, la pobreza y madres solteras, cuando lo único que yo quería era tu “interés.”



Y ¿por qué? , porque de alguna manera me lo perdí de aquellos que me criaron.




Pero también es demasiado complicado por la imagen familiar que yo tengo. ¿Donde, es que yo pertenezco dentro del cosmos? Nuestra respuesta con frecuencia es únicamente lo que sabemos y eso es seguirle “al clan,” “a la tribu,” a la familia. No importan los problemas que yo vea en mis papás, “así soy yo” y yo debo ser la/el misma(o). De hecho hacer otra cosa los humillaría a ellos y a mí.

sábado, 18 de abril de 2009

El Interés es el inpedimento para la pena vigente.

El Interés es el inpedimento para la pena vigente.


Por Brian Lynch, M.D.


Silvan Tomkins fue el primer sicólogo en aislar “la pena” y el “interés” como emociones primarias, y para nosotros ese trabajo dentro de su teoría, lo cual significa que nosotros los vemos como “sentimientos” con los cuales necemos; son una parte especializada de nuestro sistema nervioso.


Tomkins mismo y aquellos que lo siguen pasan mucho tiempo con el significado y el concepto de la “pena,” como él la entiende. Se vuelve aun más curioso mientras yo continuo; ahora que yo tengo más de diez años estudiando este material, cuan poca atención el “interés” ha recibido.


¿Por qué? Bueno, desde el principio uno ve el “interés” pero no la “pena,” la cual es un “sentimiento” “primario.” Hay cinco más emociones “primarias” y ellas son: la ira, el miedo, el estrés, la sorpresa y el gozo. La pena se llama un “auxiliar” del interés, la definición de pena siendo “un bloqueo o impedimento para un “afecto” positivo activo (interés o gozo) o sentimiento.”


Por lo tanto la pena tomó un nuevo papel en nuestras vidas. La sombra de la pena nos atormenta y una vez descubierta puede ser la pista para casi todo lo que ha molestado e inhibido nuestras vidas. Bueno, esto debería meditarse, se debería escribir acerca de esto y debería ser visto como el diamante negro multifacético que es.


Dicho esto, ¿como le hace uno para examinar a este diamante? ¿Nuestra razón? Bueno, sí, pero no tiene uno que tener interés en algo primero antes de razonar acerca de ello? ¿Entonces hemos vuelto al interés? El interés y la pena son complices. Extrañamente, son los dos lados de la misma moneda y siendo este el caso es la llave secreta de cualquier crecimiento: ¿Como puedo enfocar mi propio interés lo suficiente en mi propia pena para reducirla cuando es la misma pena la que impide mi interés! ¡Parece ser algo imposible! Pero allí la tienes!


Este es el motivo por el cual el interés de otros es tan importante cuando las personas estan luchando con lo que parece ser un dolor insuperable, estan lastimadas y confundidas y el porque yo digo: “el interés es el inpedimento para la pena vigente.”


A veces, de hecho la mayoría de las veces, con muchas, muchas personas parece que nada, absolutamente nada puede ayudarles. El interés de ustedes es como el agua que se escurre de un pato. Pero yo creo que el “interés” es nuestra sangre vital. Lo necesitamos como el aire y yo digo que lo único que realmente queremos es “que alguien tenga interés en nosotros.”


Nosotros oimos hablar acerca del “interés” en otro todo el tiempo, pero no lo reconocemos como esta fuerza vital primaria. Aquí hay un ejemplo que me impresionó el otro día cuando yo encontré una entrevista con Wayne Fenton del Instituto Nacional de Salud Mental cuando lo entrevistaban acerca de cierta categoria de pacientes. Yo no voy a mencionar que tipo, ya que podría ser cualquiera. Lo que sigue es su última declaración en la entrevista:


“Pero cuando los pacientes no se recuperan y uno habla con ellos en retrospecto, con frecuencia es la creencia de alguien en ellos de que lo pueden lograr, y con frecuencia es la creencia de su familia de que lo pueden lograr con la que ellos se identifican como el asunto crítico para lograr su recuperación.”


“ El interés es el impedimento para la pena vigente.”



Copyright 2009


www.brianlynchmd.com


Traduccion por Eileen Lynch Guadalajara Mexico

jueves, 12 de marzo de 2009

Sanarnos es difícil. Sanarnos emocionalmente es difícil. Puede tardar años. II

Sanarnos es difícil. Sanarnos emocionalmente es difícil. Puede tardar años. II

Por Brian Lynch, M.D.

Con frecuencia se dice que tiene uno que estar “listo(a)” para recibir ayuda. “La persona no esta lista.”

Yo trato con personas, con muchas personas que son adictos a las drogas y en esta área de tratamiento es muy común decir que la persona estaba o sencillamente no estaba lista.

¿Si uno no esta recibiendo ayuda que puede uno hacer?

Una perspectiva muy importante que hay que tomar para poder ayudar a alguien es ¿por qué debería la persona pensar que ellos necesitan ayuda cuando la razón por el que ellos tienen problemas no es culpa suya?

Si, si, si, existe la “excusa del abuso.” Es la única excusa. Las personas son “malas” porque las han tratado mal. Existen muchas “pruebas” ahora de que esto es de verdad un hecho. De hecho existe una “escusa del abuso.”

A algún nivel sabemos que nos han dañado y muchos de nosotros sabemos que nos han dañado muchísimo. ¿Ahora cual es nuestra respuesta a este daño? Bueno, hemos podido clasificar estas respuestas en algunas reacciones genéricas. Parece que los humanos únicamente pueden hacer una de cinco cosas: podemos intentar correr y alejarnos del problema, podemos abusar de nosotros mismos hasta el punto del suicidio, podemos perdernos en una adicción, podemos echarle la culpa a otros, o odiar a toros. Finalmente podemos enfrentar el problema, el dolor y intentar resolver el problema.

Ahora, si nos han dañado es muy difícil ver la necesidad de “resolver” el problema. ¿Pero entonces que? Bueno, lo que no sabemos es que nos quedamos con nuestro dolor y si nos quedamos con nuestro dolor y con las cuatro respuestas no tan buenas mencionadas arriba. Estas respuestas no tan buenas nos causarán estar aun más confundidos.

Básicamente, la lógica aquí es que la mayoría de las personas no tienen un oportunidad si el abuso es significante. Me gusta preguntar ¿como obtener algo “positivo” de algo “negativo?” Bueno, no lo obtiene. Muchos contestan. “bueno a mi me fue mal y yo estoy bien.” Yo digo que usted no esta bien simplemente porque dice eso! Si podemos superar la adversidad porque queremos conectar pero la discusión es parecida a decir que un sistema de electrificación en una casa siempre va a funcionar sin mantenimiento; que usted puede abusar de le todo lo que quiere y que la corriente eléctrica todavía fluirá. Esto no es verdad; igual con los humanos, el interés humano no fluirá continuamente si se abusa de él lo suficiente.

De manera que es bastante el “estar listos.” De hecho es algo maravilloso. La persona esta dando a luz; de alguna manera son capaces de nacer a un mundo independiente. Como esto puede ser es casi milagroso. Ellos tienen que confiar a ellos mismos a un mundo totalmente desconocido. De verdad, “es mejor el diablo que conoce que el ángel que desconoce.”

Gozo, amor, bondad, y confianza tiene que ser vividos y experimentados, el hecho de haberlos desfrutado no significa que la persona junto a usted tenga algún concepto acerca de esa experiencia. ¿De manera que por qué deberían confiar en usted o en mi si les pedimos que cambien?

Una vez mantenido el curso, no castigando, no siendo negativo, no confirmando su mundo es la única manera.

Copyright 2008

www.brianlynchmd.com

Traduccion por Eileen Lynch Guadalajara Mexico

Sanarnos es difícil. Sanar las emociones es difícil; puede tardar años. I

Sanarnos es difícil. Sanar las emociones es difícil; puede tardar años. I

Por Brian Lynch, M.D.

Yo espero poder ayudar un poco aquí a través de un simple pensamiento. Yo hablo mucho acerca de “los sentimientos”, “las emociones” y a veces utilizo la palabra “afecto.”

Yo creo que dentro de la sicología hemos perdido unas herramientas muy valiosas que siempre han estado justo enfrente de nosotros. Yo acabo de mencionarlas y son nuestros sentimientos. Vivimos en un mundo de imágenes y nos involucramos mucho con estas imágenes. Estas imágenes pueden controlar nuestras vidas.

Claro que en sicología estamos interesados en aquellas cosas que nos hacen sentir mal. Todos hemos experimentado momentos desagradables en nuestras vidas. Muchos de nosotros hemos experimentado momentos horribles. Muchos de los lectores han experimentado todo tipo de abusos; pero nombrarlos podría tal vez molestar a algunos.

Algunos tipos de abuso son intencionales; a veces cosas suceden y a nosotros nos tocó estar allí. Esto es que cosas horribles suceden y nada fue intencional. Por ejemplo, tal vez pasamos por un desastre natural o estuvimos en la guerra o estuvimos expuestos a la violencia de alguien.
La mayoría de la veces éramos muy, muy pequeños y no pudimos controlar la situación. Ningún control, para nada sobre lo que estaba pasando.

Lo que se queda con nosotros es la foto, el video clip, la imagen: esto es un “trauma.”

Yo digo que lo que no entendemos es que la imagen tiene sentimientos detrás de ella. ¿Que estamos sintiendo cuando estamos viendo y sintiendo el video clip?

Piense en ir al cine, la películas casi siempre tienen una clasificación. La música que acompaña a la película; la mayor parte del tiempo no estamos conscientes de la música excepto a nivel del subconsciente.

Esta es la manera que vivimos la mayor parte de nuestras vidas. Desafortunadamente con frecuencia estamos controlados por imágenes traumáticas que son movidas por el miedo, el terror, la pena, el disgusto, repugnancia, sorpresa, i ira a los cuales no damos importancia. Ninguna importancia para nada porque no estamos enfocados en “la imagen.” La imagen siempre esta allí. La imagen continuamente recuerda la emoción negativa y nos mueve a actuar de maneras que aprendimos a una edad muy temprana. Usualmente estas acciones son bastante “disfuncional;” Con frecuencia controlan nuestras vidas.

Nosotros sentimos que se puede hacer mucho si nos enfocamos en los sentimientos en lugar de en las imágenes.

Desafortunadamente la imagen nunca desaparecerá; lo que sí puede cambiar es como nos sentimos acerca de ella. Si tenemos “interés” en la imagen comenzaremos a hacer a un lado el sentimiento negativo y comenzaremos a “entender” lo que pasó. El entendimiento lleva a la sanación. Nosotros, en pocas palabras, reemplazamos el enojo, el miedo, la pena, la repugnancia, y el disgusto con el interés.

Copyright 2009


www.brianlynchmd.com


Traduccion por Eileen Lynch Guadalajara Mexico

viernes, 20 de febrero de 2009

"Un Paso Adelante y Tres Por Atras"

"Un Paso Adelante y Tres Por Atras"

Por Brian Lynch, M.D.

¿Por qué será que no logramos progresamos en la vida? ¿Por qué será que tal vez damos un paso hacia adelante, tal vez tres y nos caemos hacia atrás? ¿Es que el mundo es abrumador?

Esa es una pregunta importante. Muchas veces es. Actualmente estamos pasando por tiempos económicos muy difíciles. ¿Son la culpa de algún individuo? No, no lo son. Alguien pierde su cas y hizo “todo de manera correcta” o todo lo que pudo.

Pero venimos de una familia: tenemos una sicología interna que puede engañarnos.

Hace algunos años un maestro mío:” sabes, Brian, con frecuencia es muy difícil para los hijos lograr más de lo que lograron sus papás.” Yo entiendo que esto tiene mucho que ver con pena e humillación; que sería entendido por todos que sería humillante para los papás so el hijo lograra hacer más que su papá. Existen muchas obras de arte que demuestran esto. El papá hace todo lo posible para sabotaje los esfuerzos de su hijo para dejar el rancho o por no quedarse con el negocio de la familia. “¿Que, chico, acaso crees que tu eres mejor que yo?”

La pena puede “cegarnos” para la familia. En realidad podemos sentir que es malo o equivocado mejorarnos. Vemos un mundo mejor allá afuera, pero ¿si yo me voy no lastimaré a mis padres? ¿No perturbaré a toda la familia? Después de todo es “la familia.” Aun aquellos quienes sí se alejan y logran tener éxito con frecuencia lucharán durante años con la culpa y la adicción debido a su traición. Si estos pensamientos parecen locos tal vez sean de verdad exactamente la base de mucho de lo que llamamos “locura.”

Nosotros sabemos y vemos “lo bueno” y lo sano pero no podemos lograrlo nosotros mismos porque hacerlo rompería el lazo con nuestro cuidador primario; con aquello que fue lo mas sano, y cariñoso y dadivoso para empezar. ¿Pero que pasa cuando rápidamente aprendemos que “la familia” como un entero no es tan cariñoso ni saludable. Hay muchos tipos de inteligencias y cada una de estas puede informarnos que existe una “vida mejor al otro lado de la loma,” pero otra vez “¿como dejo esta vida para aquella?” “¿Quien es mi guía?” “¿Quien es posible que sea mi guía?” Hoy en día yo pensaría que es más y más difícil encontrar aquellos guías como la “cultura pop” en su mayoría esta vacía de “héroes,” y el acto de “humillar” a toros en público se enseña cada noche en la televisión.

“¿A quien podemos recurrir para que nos enseñe a tener interés los unos en los otros?

De manera que es una situación bastante complicada; Yo continúo tradiciones familiares terriblemente brutales de abuso e hábitos insanos todo el tiempo sabiendo que existe una mejor manera, yo continúo esto por “amor.” Pero este amor, aunque es genuino y saludable en el centro, ya que estos son nuestros cuidadores primarios, ahora es un amor basado principalmente en la culpa. Necesita haber un nuevo nacimiento, sí, a través del interés; un interés en uno mismo para poder lograr un renacer. Hoy en día parece que tenemos que ser nuestros propios héroes, y encontrar almas con la misma manera de pensar; héroes con la misma manera de pensar. Ellos si existen. Entonces podemos regresar a la familia y no cambiar a sus integrantes; ser su modelo, su “héroe,” aunque al principio pudieran odiarnos por ello.

Copyright 2008


www.brianlynchmd.com


Traduccion por Eileen Lynch Guadalajara Mexico



"Regressando A Los Tiempos Buenos"



"Regressando A Los Tiempos Buenos"

Por Brian Lynch, M.D.

Yo sospecharía que la mayoría de las personas no saben que la mayor parte de lo que se practica en lo que se llama sicología clínica o sicoterapia aun no ha sido probado. Esto es que cuando un médico o un terapeuta tratan a sus pacientes los métodos que ellos utilizan no han sido “probados” de ninguna manera rigurosa. ¿Esto le sorprende?

Bueno, todo este asunto de tratar de ayudarle a la gente desde hace apenas cien años y la idea de tener sistemas organizadas de hacer y de pagar investigaciones en gran escala hace mucho menos tiempo que eso. Entonces el darnos cuenta que mayormente estamos tratando con encuentros cara a cara, uno a uno, una conversación entre dos personas. ¿Como compara una conversación con otra y como decide si una es mejor que la otra? Es bastante difícil, pero hemos logrado algo de progreso.

Yo he hablado mucho acerca de dos emociones positivas: el gozo y el interés y principalmente acerca del interés y de estar continuamente “probando.”

La noticia emocionante es que parece ser que sí hay algo de “pruebas” de que estas ideas en realidad son válidas. A través de una terapia llamada “Teoría de Control por Dominación” (no se fije en el nombre extraño) ellos fueron capaces de llevar acabo algunos estudios a través de los cuales llegaron a la conclusión de que las personas en terapia de verdad están poniendo lo mejor de si a pesar de muchas, muchas cosas que ellos pudieran hacer para demostrar lo opuesto. ¿Como hacer que? Por ejemplo, hablar con el terapeuta utilizando calificativos, dejar la terapia, o no pagar la cuenta. La conclusión en todos estos casos es que la persona esta “probando” al terapeuta. Están probando si es “seguro” o no ir hacia adelante con su vida. Ahora, yo solamente digo que todos hacemos estas cosas con todas las personas en nuestras vidas si nuestra actitud no es saludable hacia ellos.
.

Comenzamos nuestra vida con una buena cantidad de “interés” y de “gozo”. Estos sentimientos no están demasiado ligados con mucho “pensar” o con razonar durante un largo tiempo. Están ligadas con “hacer” cosas; con “jugar”, por ejemplo, otra vez, desfrutar en el mundo. Pero durante una buena parte de la historia y gran parte de nuestras propias vidas han ocurrido muchas interrupciones de este “interés” y de este “gozo” que desde una edad muy temprana nos han enseñado que el mundo puede lastimar y que puede “lastimar” mucho. Aquí lo único que yo puedo sugerir es que tenemos un profundo plan maestro en nuestro subconsciente para regresar “a los buenos tiempos.” Nos movemos hacia adelante impulsivamente esperando amor y una conexión pero entonces “probaremos” el ambiente, el “objeto deseado” para ver si ello y el ambiente son seguros. Con frecuencia yo también digo que es “precisamente” eso lo que sucede; viejos recuerdos de los malos tiempos, de viejas heridas dolorosas y de abandono regresan. Los sentimientos de pérdidas mayores, de pena y de estrés regresan y son demasiado y nosotros o nos alejamos a un hoyo de auto-odio y de culpa y con frecuencia a adicciones o respondemos con atacar.

Es decir que cada ser humano es “innatamente” sano debido a un “interés” innato. O sea que nacemos con la absoluta necesidad biológica de conectar con otras personas a través del “interés.” Vamos, que no es un impulso sexual Freudiano; yo “tengo interés en ti,” este es el estado saludable. Nosotros nunca podemos perder excepto en casos extremos (esto es lo que yo llamo los más dañados, como Sadam Hussien; su mamá intentó abortarlo y el lo supo!) De manera que nosotros a nivel de nuestro subconsciente siempre estamos tratando de recuperar este interés primario a pesar del hecho que en cualquier familia dada nosotros tal vez hemos aprendido muchas, muchas reglas que no enseñan que conectar con otros no es saludable o que es hasta peligroso. De nuevo aprendemos las reglas disfuncionales que conectar con otros no es saludable y que es peligroso. Esto causa un gran conflicto interno ya que estos pensamientos y estos sentimientos siempre están luchando contra nuestra naturaleza biológica de conectar con otros y de ser saludables.

Copyright 2008


www.brianlynchmd.com


Traduccion por Eileen Lynch Guadalajara Mexico